Recomendaciones

Todo, desde la familia infantil hasta el fondo, estaba molesto


La llegada de un hijo provoca un mar de cambios en la vida de la pareja, tanto a diario como a nivel de relación. Qué cambio en la vida cuando ocurre este fatídico evento. Cómo tomar la primera decisión en la vida que no se puede revertir.

Con el nacimiento de un hijo, y especialmente el primer hijo, se producen una serie de cambios en la vida de hombres y mujeres, y tienen que lidiar con muchas dificultades. Se enfrentan a nuevas necesidades y necesitan aprender a adaptarse a ellas.
Uno de los momentos más esperados de vidas fallidas cuando nacen los bebés, hay muchos cambios negativos. Por ejemplo, puede pensar en la depresión posparto, una disminución de la ansiedad familiar, una pérdida de la condición emocional o una disminución de la temperatura de su vida sexual.

Nuevo rol enriquecido

Los roles habituales de mujeres y hombres cambian tantas veces, ya que no solo una mujer y un hombre forman una familia, sino que una madre y un padre crían a un hijo juntos; fueron comprados como padres. A algunas personas les resulta más fácil hacer este rol, a otras les resulta más difícil encontrarse en este nuevo rol.
Con la llegada del niño, las circunstancias de la vida de la familia también cambian, y el estilo de vida de la familia se transforma radicalmente. Les sorprende que el niño esté cambiando drásticamente la relación que se ha desarrollado entre ellos, limitando en gran medida la cantidad de energía y el tiempo que alguna vez han tenido para satisfacer las necesidades del otro.
Hay nuevas tareas, problemas y hay muchas formas de resolverlos. Criar y cuidar a su hijo puede ser muy divertido, pero también conlleva mucho duelo, sacrificio y resignación.

Fascinado


Las responsabilidades maternas del superintendente serán más importantes que cualquier otro compromiso. Después de todo, existe un vínculo particularmente fuerte entre madre e hijo, que en muchos casos afecta negativamente la relación entre el hombre y el sobrehumano. Sin embargo, generalmente no es necesario que su relación se debilite: si cada hogar está atento al otro, si están conscientes del interés del otro, ¡si pueden discutir abiertamente sus problemas!
La ambición consciente del jefe de familia también es necesaria para evitar la división del trabajo durante este período, que en última instancia y casi exclusivamente delega los deberes del jefe de familia.

Dos están en el mercado

La mayoría de las parejas no han practicado la protección de sus áreas impecables del hogar de la necesidad de convertirse en padres. Los conflictos se multiplican e intensifican cuando un niño entra en la familia debido a los muchos cambios que resultan en un mayor estrés y fatiga.
Para que el niño no perturbe la relación matrimonial fundamentalmente, tanto el esposo como la esposa deben estar preparados para las víctimas, tanto para el niño como para la familia. Esto les permite trabajar juntos a través del entendimiento mutuo, entender y tener en cuenta las necesidades e intereses de cada uno, y mantener el proceso de ajuste en el hogar.

El diario de una mujer embarazada

"No podía imaginar que nuestras vidas cambiarían tanto. No estábamos preparados para muchas cosas, por supuesto que no lo harían, ni nuestras vidas iban a tomar un giro tan drástico. Antes trabajé duro, así que fui, y ahora todo se está desacelerando. No me estoy moviendo tan libremente como antes. Tuvimos que poner una agenda completamente diferente donde el niño y sus necesidades están en el centro. No yo, sino mi hijo.
Por supuesto, es maravilloso que tengamos uno, pero cuando lo trajimos a casa desde el hospital, me di cuenta de que estabas en este momento, siempre será así. La decisión final y una nueva era ha comenzado. Hemos pasado por ese alto grado de unión.
Inicialmente, no fue fácil lidiar con la responsabilidad, aquí hay un bebé que solo puede contar con nosotros. Y me preguntaba si estaba bien. Por un tiempo, nuestras propias necesidades habían caído en desuso: tenía menos tiempo, los dos. Necesitaba un organizador serio para estar solo. Las primeras semanas también fueron muy difíciles espiritualmente. Lloré mucho, y en medio de eso, tenía conciencia, porque habría amado al bebé, y entonces ¿por qué me sentiría tan miserable? Tuvieron que pasar unas semanas antes de que realmente comenzara a sentir que era una madre.Inicialmente, el combustible fue nuestra mayor oposición. Cuando pudimos haber estado con mi hermano por la noche, estábamos sentados a derecha e izquierda. Estaba completamente agotado físicamente ya que no había dormido ninguna noche durante la mayor parte del mes.
A veces la vida en el hogar se siente muy monótona, porque la vida cotidiana es unánime y fácil de perder en la rutina. Confusión sobre la soledad, la soledad. También fue muy difícil para mí aguantar, no soy mi maestro, no puedo hacer lo que quiero. A menudo me faltaba el impulso intelectual de usar mi cerebro para otra cosa.
También tenía nuevas necesidades para mi esposo. Por ejemplo, apenas podía esperar para volver a casa, darle un poco en la mano y terminarlo. O para intentarlo. Por supuesto, tampoco fue fácil. A menudo se despierta con una urna para venir a casa por la noche; él ayudó tanto como pudo, a pesar de que estaba financieramente más agobiado.
El número de nuestros asociados sexuales había disminuido por un tiempo, y no fue fácil aceptar que mi cuerpo había cambiado o cambiado. El ordeño constante, la mierda, lo sentía por todo, pero no por la mujer deseable. Por supuesto, en medio de eso, estaba conscientemente prestando atención a mi esposo para obtener el mismo amor, atención que antes para sentir demasiado. Cuando llegamos a casa por la noche, siempre somos marionetas, somos tríos juntos, trato de llevarlos al máximo.
Las prioridades también han cambiado, hay cosas que no son tan importantes como antes; hay situaciones en que es el vigésimo, por ejemplo, que todo está planchado.
También tuve que aceptar que por un tiempo nuestra relación con el mundo se estaba aflojando, y también lo hicieron muchas cosas. Simplemente, se ha convertido en mucho más ".

Cada final malvado se rompe una vez

Los problemas son la esencia de la vida, y si logra superar las dificultades con un esfuerzo colectivo, puede lidiar con los problemas y conflictos de manera cooperativa, haciendo que la persona sea más madura y la relación más productiva y onerosa.
La relación armoniosa generalmente se ve reforzada por la llegada del niño, mientras que la mala relación puede cargarse hasta la ruptura.
Si los compañeros de casa tienen un papel como padres en sí mismos y en sus familias, serán pulidos, y si son "maduros" y capaces de adaptarse entre sí, tendrán éxito.